Circuitos de refrigeración:

La evaporación implica el aporte continuo de agua nueva y el aumento constante de la concentración de las diferentes sales en el circuito, provocando una serie de fenómenos físico-químicos y microbiológicos muy negativos para la instalación:

- pérdida del rendimiento térmico del equipo que en los meses de verano puede llegar a la parada total.

- obstrucción de tuberías hasta el taponamiento total de las mismas en las zonas de mayor intercambio de calor.

- picaduras y roturas de tubos.

- desarrollo de microorganismos patógenos en algunos casos como el de la legionella pneumóphila causa de epidemias en la población humana.


Productos:

ANTRAIN® serie 6100: programas de tratamiento de circuitos de refrigeración cerrados incluso limpiezas en marcha.

ANTRAIN® serie 6200: programas de tratamiento preventivo incluso limpiezas en marcha para circuitos semiabiertos (torres de refrigeración).